Cómo ayudar a los más pequeños con el e-learning durante el coronavirus

Debido al confinamiento que se ha impuesto a la sociedad para evitar el riesgo de contagio por coronavirus, muchísimas escuelas se han pasado al e-learning. Otras, están optando por combinar la formación online con formación convencional (no obstante vía online).

Lo cierto es que todos estos nuevos cambios, pueden ser algo complicados para los más pequeños del hogar. No obstante, con el tiempo y la dedicación necesaria, se van a conseguir grandes resultados.

Si quieres ayudar a los más pequeños del hogar a adaptarse al e-learning, seguir estos consejos va a ser sin duda una de las mejores decisiones. Es posible que este tipo de formación, se siga impulsando una vez terminemos el confinamiento durante el estado de alarma.

Consejos para ayudar a los niños  con el e-learning

Independientemente de la situación que estamos viviendo en la actualidad, es más que evidente que el e-learning es el presente y futuro de las escuelas.  Hoy en día, está permitiendo que los jóvenes puedan seguir con su formación independientemente de la situación actual.

No obstante, aunque es un método de aprendizaje muy extendido entre la población adulta, muchas veces es algo más complejo para los más pequeños del hogar. Normalmente, los niños pequeños se distraen con una mayor facilidad, pudiendo provocar que rechacen este tipo de formación prefiriendo usar el ordenador para ver vídeos por internet o jugar a los videojuegos.

Si hablamos de estudiantes en edad preescolar, van a necesitar contenidos que les entretengan y les ofrezcan un contacto directo con sus profesores. Para ellos, los mejores contenidos serán en vídeo o audio.

Sin duda alguna, los contenidos deben de ser divertidos: historias, actividades interactivas donde a partir de un relato se le pida al niño hacer una tarea específica, podrían ser algunos de los formatos más usados estos días.

En el caso de estudiantes que se encuentran en primaria, van a tener que optar por contenido mucho más estructurado. Las clases en vídeo en este caso serán idóneas. También se podrá optar por usar juegos interactivos.

Para los niños de primaria, tendrán que alternar entre la participación formativa en tiempo real a través de aulas virtuales, con el  contenido en papel en sus cuadernos de ejercicios y libros.

Sin duda alguna, continuar estos días con la formación de los más pequeños es todo un reto tanto para los niños como para los padres. No obstante, el esfuerzo merecerá la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *