Cómo potenciar el Blended Learning en el aula

Lo cierto es que el mundo educativo está cambiando a pasos agigantados. Cada vez se apuesta más por las plataformas de aprendizaje online, evolucionando la forma de educar tanto de los centros e-learning como las instituciones educativas más convencionales. Por esto mismo, cada vez se apuesta más por el Blended Learning (o también llamado aprendizaje semi-presencial).

Hoy en día cualquier estudiante puede tener acceso a muchísimos recursos online, esto hace que se haya pasado a aprender durante una mayor parte del tiempo en plataformas de aprendizaje online.

Tanto escuelas, colegios, universidades, escuelas de idiomas como proveedores de cursos de formación, necesitan avanzar hacia un modelo Blended Learning que permita a los alumnos seguir aprendiendo.

¿Qué es el blended learning?

El Blended Learning es el aprendizaje semipresencial. Es decir, es cuando se lleva a cabo un modelo educativo que combina herramientas digitales con la enseñanza tradicional.

Pero para que sea realmente un sistema Blended Learning, aunque tanto estudiante como profesor estén en el mismo espacio, tendrán que usar las herramientas digitales (así se podrá controlar la velocidad de aprendizaje y los temas que se están aprendiendo).

Si por el contrario, se quiere optar por el modelo de flipped classroom o aula inversa se basa en maximizar la eficacia del cara a cara dentro del aula formativa. Igualmente, se anima de forma proactiva a los estudiantes a acceder a diferentes materiales y recursos digitales a través de plataformas educativas que se basan en la nube.

Diferentes recursos como vídeo, podcast, infografías, grabaciones, artículos etc se pueden facilitar a través de la plataforma, potenciando la interacción en el aula.

¿Por qué es el Blended Learning es recomendable?

Tanto si se opta por un modelo blended learning, como por un flipped classrooom, va a ser beneficioso ya que en ambos casos, se va a conseguir un modelo de aprendizaje mucho más interesante para los estudiantes.

Lo cierto es que cuanto más control puedan tener los estudiantes con su aprendizaje, más fácil que será que continúen aprendiendo.

Cuando se introduce el Blended Learning o aprendizaje combinado, se abren nuevas oportunidades de aprendizaje. Las plataformas educativas permiten que el profesor se relacione con los alumnos de una forma más proactiva. Además, se puede automatizar las evaluaciones del alumno, permitiendo que los profesores dediquen más tiempo al cara a cara con el alumno.

Introducir el blended learning en un entorno de aula tradicional

Si aún no estás seguro de apostar por el blended learning en un aula convencional, debes saber que el proceso es de lo más fácil. Puedes comenzar pensando en:

  • Define qué aspectos de la enseñanza que se ofrece son más exitosos y cuáles no lo son. Esto te dará los puntos de mejora que podrás reemplazar por opciones digitales.
  • Recopila una colección de recursos online relevantes para tus estudiantes.
  • Dedica más tiempo en la clase a los debates y el brainstorming.
  • Experimenta con la metodología flipped classroom. Una forma fácil es pedir a tus estudiantes que vean un vídeo o documental online antes de la clase, para luego usarlo como punto de partida.
  • Potencia que tus estudiantes usen dispositivos digitales durante la clase.
  • Evalúa a tus alumnos online.
  • Pide a tus estudiantes que trabajen en equipo.

Primeros pasos hacia el blended learning

Si estás interesado en potenciar el blended learning de tu centro educativo, lo primero que debes potenciar es la digitalización de tu centro formativo. Los LMS van a permitirte tener todos tus cursos online, conviviendo con la formación presencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *