Claves para reducir los costes de la formación corporativa

La formación y las actividades de desarrollo a menudo se recortan en las empresas para intentar reducir los gastos de la empresa. No obstante, está demostrado que estas actividades tienen un efecto directo sobre los ingresos de la empresa.

Datos que debes saber sobre la formación corporativa

  1. El 87% de los trabajadores millenials cree que el desarrollo profesional debe ser una prioridad dentro de la empresa. Si buscas atraer y mantener a jóvenes talentos, tendrás que tener una plataforma de formación en el plan de recursos humanos.
  2. Se estima que menos de la mitad de millennials ha aprendido algo nuevo en el trabajo el último mes. Los millenials creen que sus necesidades de desarrollo son ignoradas en el trabajo. Es posible que los métodos tradicionales de formación no sean suficientes para ellos. Por lo que tendrás que valorar sus necesidades y cómo abordarlas a través de un plan de formación y desarrollo.
  3. Según un estudio del U.S. Bureau of Labor Statistics, las empresas de menos de 100 trabajadores ofrecen menos de 12 minutos de formación a sus directivos en 6 meses. Esto hace que sea imprescindible que incluyas la formación dentro de las estrategias de tu empresa.
  4. Se estima que sólo el 12% de los usuarios usa lo que aprendieron en el trabajo. Esto muestra un gran problema en la formación corporativa, y es que los conocimientos no se están trasladando de la mejor manera al mundo real.
  5. Las organizaciones que usan plataforma de formación online, gastan menos en formación que las empresas que optan por la formación tradicional.

Si aún no lo has hecho, este es el momento perfecto para invertir en herramientas de formación online, ya que te ayudarán a aumentar la rentabilidad formativa de tu empresa, disminuyendo sus costes.

Beneficios de la formación corporativa

  1.  Influye en la cultura de empresa:  Sin duda alguna, el departamento de RRHH a través de su área de formación, puede aportar mucho a la empresa en este sentido. Integrar el aprendizaje en el puesto laboral y establecer determinadas buenas prácticas, será fundamental para establecer una buena cultura de empresa.
  2. Potencia la agilidad de tus colaboradores: En la actualidad, puedes optar por formación corporativa en formato online, blended etc. Gracias a ellos podrás mejorar el compromiso empresa – empleado.
  3. Formación que se adapta a las necesidades de tus empleados:  Las nuevas generaciones demandan contenido que se adapte a sus necesidades individuales. Optar por el aprendizaje autodirigido, va a ser una realidad para todas estas generaciones de empleados.
  4. Mide y mejora la formación: La tecnología de Big Data, también se aplica al sector formativo, permitiendo afinar y ajustar los procesos de formación.
  5. Mejora la eficiencia formativa:  Eligiendo la modalidad formativa que necesita el perfil del empleado, conseguiremos mejorar el presupuesto que dedicamos a formación. Además, también nos ayudará a llevar a cabo las estrategias de employer branding de la organización, tanto en la parte de retención de talento como el proceso de onboarding de nuevos empleados.

Consejos clave para reducir costes en la formación corporativa

Estamos seguros de que todos queremos obtener el máximo de beneficio por cada euro que invertimos en un proyecto de formación corporativa. No obstante para conseguirlo tendremos que usar nuestros conocimientos para lograr la mayor planificación, y toma de decisiones.

Te damos los consejos clave para empresas que quieren implantar la formación e-learning para sus empleados, pero que cuentan con un presupuesto ajustado:

  1. Brevedad. Intenta que los primeros pasos en la formación corporativa ofrezcan un ahorro de tiempo considerable. Haz que tus cursos se centren en lo esencial, incluyendo también vídeos cortos, material estructurado e información accesible.
  2. Cuenta con expertos. Es muy posible que ya cuentes con personas con conocimientos sobre esa materia en la empresa. Aprovecha el talento interno, y motívales para que se impliquen más.
  3. Ten un presupuesto para la formación. Un plan de formación implica tener varios cursos. Por lo que deberás tener un presupuesto global, sobre el que poder hacer ajustes y optimizar los recursos globales.

Con estos consejos básicos conseguirás implementar un plan de formación corporativa de éxito en tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *