Qué es el SCORM y por qué es fundamental en e-learning

Si acabas de empezar en el mundo del e-learning y aprendizaje online, es posible que nunca hayas oído hablar del SCORM. Es posible que te hagas muchas preguntas sobre este estándar. Por eso mismo, en este artículo, intentamos resolver las dudas más frecuentes que pueden surgirte:

Qué es el estándar SCORM en la enseñanza virtual

Una vez que empiezas en el universo de la enseñanza virtual, te vas a cruzar muchísimas veces con lugares donde hablan del estándar SCORM. Lo cierto es que estas siglas están asociados a muchos tecnicismos y hay mucha gente que aunque lo usa, no sabe realmente qué significa esta palabra.

En este post te contamos todos los entresijos del formato SCORM.

¿En qué consiste realmente el estándar SCORM?

Aunque el concepto SCORM es bastante conocido dentro del sector e-learning, el «estándar SCORM» no lo es tanto y es que hace referencia a «Shareable Content Object Reference Model» que supone un conjunto de especificaciones que estandarizan la producción de contenidos e-learning.

Es decir, es la referencia que se debe seguir a la hora de compartir información formativa.

Las especificaciones que contiene el estándar SCORM van a permitir que todos los profesionales que desarrollan contenidos online o e-learning usen las mismas normas a la hora de crear y empaquetar sus contenidos. Esto hace que puedan usarse en cualquier LMS.

¿Para qué sirve el estándar SCORM en eLearning?

El formato SCORM va a permitir crear contenidos e-learning que pueden integrarse en cualquier plataforma LMS. De esta manera se consiguen que estos contenidos:

  1. Accesibles desde cualquier plataforma. Todos los recursos que se crean usando el estándar SCORM tienen que poder ser accesibles desde múltiples plataformas de gestión.
  2. Reutilizables. Los contenidos que se crean siguiendo este modelo pueden reutilizarse, utilizando un mismo recurso educativo en diferentes cursos. Esto tiene la gran ventaja de permitirte adaptar tus recursos según las necesidades formativas de tus alumnos.
  3. Siempre accesible. Otra de las grandes ventajas de usar este estándar es que permite el acceso a todos los recursos independientemente del momento, lugar y dispositivo.
  4. Material estructurado y secuencial. El formato SCORM, mantiene el orden en cuanto al aprendizaje de los cursos. Todos los contenidos que utilizan este estándar se estructuran perfectamente, siguiendo un orden de visualizacion.  Además, este formato también incorpora algunas normas y requisitos para acceder a determinados apartados. De esta manera, la formación es lo más completa posible.
  5. Seguimiento personalizado del aprendizaje. El formato SCORM tiene la particularidad de registrar la actividad de cada alumno.  De esta manera se puede saber el grado de aprendizaje que está obteniendo y cuánto está progresando.

Sin duda alguna, basarse en el formato SCORM trae muchísimas ventajas. Especialmente el no tener que volver a hacer un curso a la hora de cambiar de LMS, ¡sin duda es el formato ganador!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *