Las mejores prácticas para implementar un LMS en tu empresa

Lo cierto es que para muchas empresas implantar un nuevo LMS no es una tarea para nada sencilla. La formación de los empleados, es un proyecto de gran envergadura y si no se gestiona correctamente, puede tener grandes repercusiones negativas para la empresa.

Si no estimamos de forma adecuada la dificultad del cambio de LMS, es posible que el proyecto de implementación de un nuevo LMS pueda complicarse. En este artículo te damos las mejores prácticas para que la implementación de una plataforma de formación e-learning, sea todo un éxito.

Consejos para la implantación de tu LMS

Lo cierto es que si quieres que tu nuevo LMS no tenga mayores dificultades, no dudes en aplicar los siguientes consejos:

  • Involucra desde el principio a todas las áreas y departamentos involucrados. Normalmente la implantación de un nuevo LMS recae sobre el departamento de RRHH, no obstante un plan de formación de los empleados, es un proyecto global. Lo mejor es que previamente valores los departamentos que van a tener que involucrarse, con los recursos que van a necesitar para el desempeño de sus tareas.
  • Personaliza tu LMS para que esté alineado con tu identidad corporativa. Lo mejor es que involucres al departamento de diseño o bien marketing y comunicación para asegurarte de que estás transmitiendo los mismos valores que caracterizan a tu compañía.
  • Asegúrate de que la calidad de los datos que se van a integrar en tu LMS. Además también tendrás que pensar en cómo se van a actualizar. Será necesario que lleves a cabo un seguimiento de las convocatorias y avance de la formación de tus empleados.
  • Aprende cómo funciona tu LMS. Lo cierto es que cada LMS funciona de una manera diferente, si aprendes a usar tu LMS de forma intensiva, vas a poder sacar mucho más partido a la formación que des y recibas.  Lo mejor es que dediques un tiempo a practicar en la plataforma, además de apoyarte en tu proveedor de LMS siempre que lo necesites durante la implantación.
  • Establece una estructura a la información que vas a incluir en tu plataforma de formación corporativa. Es posible que incluyas recursos, cursos, descargables, vídeos etc. Para no perderte entre toda la información, será importante que estructures la formación que vas a ofrecer, estableciendo objetivos a corto, medio y largo plazo.
  • Haz un piloto. De esta manera, podrás corroborar que todo funciona correctamente, resolviendo dudas, arreglando posibles problemas que puedan surgir etc. Una vez hagas esto, podrás lanzar un contenido formativo que involucre a todos tus empleados.  Un LMS es una herramienta crucial para la formación de todos los empleados.

En definitiva, para cualquier proyecto de formación, tendrás que implicar a las personas que forman parte del proyecto, siendo esto una de las claves para la implantación de una plataforma de e-learning. Haciendo partícipes a tus empleados, conseguirás una mayor retención y satisfacción de tus colaboradores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *